fbpx

Actualidad

Libros Mary Shelley

Mary Shelley, rebelde y transgresora: nuevo estand de lectura en la biblioteca de Cortes

Coincidiendo con a celebración del Día de las Escritoras, organizado durante este mes de octubre por la Biblioteca Nacional, y aprovechando los 200 años de la publicación de Frankenstein o El moderno Prometeo, dedicamos el nuevo estand de la biblioteca de Cortes de Pallás a la autora inglesa Mary Shelley.

Junto al Frankenstein de Mary Shelley, hemos expuesto en el nuevo estand obras de autoras inglesas del siglo XIX y principios del XX, como ella, rebeldes y transgresoras: Elizabeth Gaskell, Elizabeth Goudge, Emily Brontë, Kate O’Brien, Jane Austen y Virginia Woolf. A ellas hemos sumado las autoras Isak Dinesen y Anne Rice, claramente inspiradas por Shelley, y la novela de Anita Shreve, Olympia, que retrata la vida de una mujer del siglo XIX.

Otra parte del estand está dedicada a las obras recopilatorias de relatos de fantasmas, de terror, de hombres lobos y otras bestias y de historias siniestras y fantásticas, entre ellas la que realizaron Borges, Bioy Casares y Silvina Ocampo. Exponemos aquí también las novelas fantásticas, góticas y de terror Drácula y El extraño caso del Doctor Jekyll y Mister Hyde.

Por último, hemos reservado espacio a otros autores ingleses de la época victoriana y finales del siglo XIX como Charles Dickens, Arthur Conan Doyle, D.H. Lawrence, Wilkie Collins, Oscar Wilde y Rudyard Kipling.

Mary Shelley, la maestra del terror

Nacida en Londres en 1797, a punto de expirar el siglo XVIII, Mary Shelley creció viendo desmoronarse definitivamente el viejo mundo, en plena Revolución Industrial que situaría al imperio británico como la primera potencia mundial durante todo el siglo XIX. Mary Shelley conoció personalmente a relevantes figuras de la revolución científica y técnica, lo que quedó sin duda reflejado en su obra más conocida.

Con apenas 21 años, en 1818, una jovencísima Mary Wollstonecraft Shelley publicó Frankenstein o el Moderno Prometeo, un auténtico mito universal que ha inspirado más de un millar de obras de teatro, cómic y cine. La figura de Frankenstein se ha desvirtuado sobremanera, y siempre es un buen momento para leer la novela original, así como rescatar a su autora, sobrepasada por el éxito de la novela.

El entorno doméstico propició, sin duda, la audacia escritora de Mary Shelley y la superación de las barreras que la sociedad victoriana imponía a las mujeres. Su padre, el filósofo William Godwin, considerado el primer anarquista inglés, era partidario de abolir la propiedad y contrario a toda forma de gobierno. Su madre, Mary Wollstonecraft, fallecida a los 11 días del parto, también filósofa, fue una firme defensora de la Revolución Francesa, y se cuenta que pasó las contracciones del parto de Mary Shelley leyendo en voz alta El joven Werther, de Goethe, con su marido.